Saltar al contenido

Sanidad decreta medidas especiales para frenar la propagación del coronavirus en los municipios de Villanueva de la Torre y Marchamalo


Sanidad decreta medidas especiales para frenar la propagación del coronavirus en los municipios de Villanueva de la Torre y Marchamalo

Toledo, 8 de octubre de 2020. – El Ministerio de Salud, a través de la Delegación Provincial de Salud en Guadalajara, ha emitido una resolución para la adopción de medidas especiales encaminadas a contener la expansión del Covid-19 en las ciudades guadañalas de Villanueva de la Torre y Adelante.

En el caso de Villanueva de la Torre, en las semanas epidemiológicas 39 y 40 se declararon 35 casos de Covid-19, lo que representa una tasa de incidencia acumulada en estos 14 días de 532,5 casos por 100.000 habitantes, con una razón incidencia que indica una tendencia creciente en un contexto de alta incidencia.

En cuanto a Marchamalo, se notificaron 41 casos en las semanas epidemiológicas 39 y 40, lo que representa una tasa de incidencia acumulada de 548,57 casos por 100.000 habitantes y que, como en el caso de Villanueva de la Torre, está claramente por encima de la umbrales de alerta establecidos en Castilla-La Mancha.

Todo ello, sumado a que la tasa de incidencia entre las dos semanas muestra una tendencia creciente y la alta incidencia en la mayoría de los municipios de la zona, así como las estrechas relaciones sociales y laborales con los municipios de la Comunidad de Madrid, indican que tanto Villanueva de la Torre como Marchamalo se encuentran en un escenario de transmisión comunitaria que requiere la adopción de medidas complementarias (nivel 2) a las que el Ministerio de Salud ya aplica en todo el territorio regional para minimizar el riesgo de transmisión comunitaria en el común y de difusión no solo a nivel municipal sino también en los municipios con los que tiene relaciones sociales y laborales.

Medidas complementarias

Las medidas se basan en mantener la distancia interpersonal evitando aglomeraciones y también evitando prácticas de riesgo ignorando las medidas básicas de higiene, la protección de poblaciones vulnerables y la promoción del control de la salud y la educación.

Entre las medidas a adoptar, destaca el cierre de residencias de ancianos y centros colectivos de sociedades recreativas y culturales.

De igual manera, se suprime el servicio de bar en todos los bares y restaurantes del país, limitando la capacidad de los salones cerrados dedicados a esta actividad al 50 por ciento del máximo previamente establecido.

Las terrazas de bares y restaurantes también reducirán su capacidad al 75 por ciento del máximo previamente establecido y deberán cumplir con todas las medidas establecidas en cuanto a distancias de seguridad y agrupación.

En hoteles y restaurantes está prohibido atender a los usuarios que no se encuentren sentados en las mesas habilitadas a tal efecto, tanto en el interior del local como en la terraza, así como el consumo de alimentos y bebidas fuera de estos.

Las celebraciones de eventos como bodas, comuniones, bautizos y similares, tanto los que se realicen en hoteles y restaurantes como los que se realicen en otro tipo de estructuras, tendrán un aforo limitado a 100 personas en espacios abiertos y 50 en espacios cerrados, garantizando siempre el resto de medidas previstas por la legislación vigente.

En el caso de los centros socio-sanitarios, las visitas a residencias de ancianos, hogares de ancianos y otros centros socio-sanitarios donde residen personas consideradas vulnerables, limitando la entrada de extraños a estos centros a lo estrictamente necesario. De igual forma se suspende la actividad en los centros de día y en los Servicios de Residencia.

Los residentes no podrán salir salvo por motivos de fuerza mayor, como asistencia sanitaria o deber público imperdonable, y siempre tomando medidas extremas de protección durante la salida y medidas de higiene a la vuelta.

A su regreso, se deben establecer medidas de aislamiento para el residente durante 14 días. Los residentes con IgG positiva previa, o que hayan pasado el Covid-19 en los seis meses anteriores (considerando un caso con infección resuelta) no solicitarán dicho aislamiento preventivo.

Como paso previo a su incorporación, los trabajadores de hogares de ancianos y hogares protegidos que se reúnan después de su período de vacaciones se someterán a un PCR para descartar la infección por COVID-19.

En cuanto a las actividades religiosas en el ámbito social, todas las celebraciones religiosas limitarán el aforo al 50% de su aforo habitual, siempre que se mantengan las medidas de distanciamiento interpersonal.

El número de personas en velorios funerarios y procesiones está limitado a un máximo de 10, mientras que el número de personas en eventos sociales como bodas, bautizos y comuniones se limitará a un máximo de 25.

Se reforzarán los controles para prevenir el consumo de alcohol en la vía pública y en caso de incumplimiento de las sanciones correspondientes deberán ser estrictamente aplicadas.

Como medidas complementarias, se suspenden las actividades de ocio colectivo como espectáculos u otros eventos que puedan suponer la concentración de personas y no se reflejen en los demás supuestos contenidos en estas medidas.

Se suprime la actividad de las escuelas municipales y se suspenden los eventos deportivos y culturales promovidos por el Municipio, asociaciones, clubes o particulares. También se cierran locales como cines, teatros y auditorios, bibliotecas y museos.

Las piscinas municipales y otras instalaciones recreativas de este tipo también permanecerán cerradas, independientemente de su titularidad, y los parques y jardines deberán permanecer cerrados de 22:00 a 8:00 horas.

Se suspenden los mercados de pulgas y al aire libre, salvo en los casos en que la localidad dependa de este tipo de comercio para el abastecimiento de las necesidades básicas, en este caso limitado a la apertura de puestos dedicados a la venta de estos productos.

Se adoptarán medidas extremas de saneamiento en los establecimientos comerciales, limitando el número de personas a la posibilidad de mantener la distancia interpersonal mínima de 1,5 metros. Los supermercados y centros comerciales limitarán su capacidad al 50 por ciento, manteniendo las mismas condiciones higiénicas que para las pequeñas empresas.

Se recomienda a los ciudadanos que limiten las reuniones sociales fuera del grupo de convivencia estable y se recomienda que dichas reuniones se limiten a un máximo de diez personas, incluidas las parejas que conviven.

Asimismo, si la Administración Municipal tiene conocimiento de otros locales o actividades que puedan suponer un riesgo de contagio, se informará de inmediato a la Oficina Provincial de Salud para que proceda con su cierre, prohibición o limitación.