Saltar al contenido

Salud toma medidas especiales para la ciudad de Bolaños de Calatrava


Salud toma medidas especiales para la ciudad de Bolaños de Calatrava

Se convierte en el quinto municipio de la provincia de Ciudad Real en el que se han de tomar medidas especiales, tras Arroba de los Montes, Alcázar de San Juan, Campo de Criptana y Membrilla.

Entre otras restricciones, se propone el cierre de las residencias de ancianos, la suspensión de la actividad en los centros de día y se recomienda que los ciudadanos limiten las reuniones sociales fuera del grupo de convivencia estable.

Toledo, 26 de agosto de 2020.- La Consejería de Sanidad, a través de la Delegación Provincial de Sanidad en Ciudad Real, ha decidido tomar medidas especiales en la ciudad de Bolaños de Calatrava para frenar la expansión de los casos de coronavirus.

Se convierte así en el quinto municipio de la provincia en el que ha tenido que adoptarse esta serie de medidas complementarias, tras Arroba de los Montes, Alcázar de San Juan, Campo de Criptana y Membrilla.

Una Resolución propone el cierre de residencias de ancianos y centros colectivos de sociedades recreativas y culturales.

Asimismo, la supresión del servicio de bar en todos los bares y restaurantes de la ciudad. La capacidad en los locales cerrados dedicados a esta actividad se reducirá al 50 por ciento del máximo previamente establecido.

Las terrazas de bares y restaurantes reducirán su capacidad al 75% del máximo que fijaban anteriormente.

También se suspenden las actividades en los Centros de Día y las visitas sociales a las residencias de ancianos, los alojamientos protegidos y los centros socio-sanitarios.

Las actividades religiosas limitarán su capacidad al 50 por ciento de su capacidad habitual.
El número de personas en el velorio y cortejo fúnebre será de un máximo de 10 personas.

El número de personas en eventos sociales como bodas, bautizos y comuniones está limitado a un máximo de 25.

Asimismo, se suspende la celebración de mercados y mercados al aire libre y se cierran parques y jardines para evitar cualquier conglomerado de personas que pudiera suponer un riesgo para la transmisión del virus.

Finalmente, se recomienda a los ciudadanos limitar las reuniones sociales fuera del grupo de convivencia estable.