Saltar al contenido

Salud decreta una nueva ampliación de las medidas especiales en las ciudades que integran la Gestión Integrada de la Atención en Ciudad Real


Salud decreta una nueva ampliación de las medidas especiales en las ciudades que integran la Gestión Integral de la Atención de Ciudad Real

Toledo, 18 de octubre de 2020. – El Ministerio de Sanidad, a través de la Diputación Provincial de Sanidad en Ciudad Real, ha decretado una nueva ampliación de las medidas especiales en las ciudades que integran la Gestión Integrada de Atención de Ciudad Real.

Esta Gestión Integral de Atención incluye los municipios de Agudo, Puebla de Don Rodrigo, Valdemanco del Esteras, Abenójar, Cabezarados, Saceruela, Corral de Calatrava, Los Pozuelos de Calatrava, Caracuel de Calatrava, Ballesteros de Calatrava, Cañada de Calatrava, Villar Del Pozo, Piedrabuena, Picón, Luciana, Alcolea de Calatrava, Porzuna, El Torno, El Robledo, Alcoba de los Montes, Arroba de los Montes, Horcajo de los Montes, Navalpino, Fontanarejo, Retuerta del Bullaque, Navas de Estena, Ciudad Real, Poblete, Miguelturra, Pozuelo de Calatrava, Calzada de Calatrava, Aldea del Rey, Granátula de Calatrava, Villanueva de San Carlos, Daimiel, Almagro, Valenzuela de Calatrava, Bolaños de Calatrava, Malagón, Fuente el Fresno, Fernán Caballero, Los Corubtijos, Villarriajos de Los Ojos, Las Labores, Carrión de Calatrava y Torralba de Calatrava.

En las semanas epidemiológicas 40 y 41 se notificaron un total de 564 casos de COVID-19 en el GAI de Ciudad Real, lo que representa una tasa de incidencia acumulada a 14 días de 291,23 casos / 100.000 habitantes.

Tras la aplicación de las medidas, la situación epidemiológica ha mejorado, sin embargo la tasa de incidencia en los últimos 14 días se acerca a los 300 casos / 100.000 habitantes, por encima de los umbrales de alerta establecidos en Castilla-La Mancha.

Como consecuencia de lo anterior y dado que no se ha extinguido la causa que motivó las medidas establecidas en el JAI Ciudad Real para controlar la incidencia de COVID-19, la recomendación es extender estas medidas.

Estas medidas incluyen la supresión de las visitas sociales en las residencias de ancianos, los hogares de acogida para los ancianos y los centros sociales de salud donde residen personas consideradas vulnerables. La entrada a estos centros de personas ajenas a ellos se limitará a lo estrictamente necesario.

No se permitirá la salida de los residentes salvo por motivos de fuerza mayor (asistencia sanitaria o deber público imperdonable), adoptando siempre medidas extremas de protección durante dicho viaje y medidas de higiene a su regreso. A su regreso, se deben establecer medidas de aislamiento para el residente durante 14 días. Los residentes con IgG positiva previa, o que hayan pasado el Covid-19 en los tres meses anteriores (considerando un caso con infección resuelta) no solicitarán dicho aislamiento preventivo.

A los trabajadores que se incorporen a hogares de ancianos y hogares acogidos después del período vacacional se les realizará, como paso previo a su incorporación, un PCR para descartar la infección por COVID-19.

Actividades sociales religiosas
Todas las celebraciones religiosas limitarán el aforo al 50% de su aforo habitual, siempre que se mantengan las medidas de distanciamiento interpersonal.
Limitación del número de personas en vigilias y procesiones fúnebres (máximo 10).
Limitación del número de personas en eventos sociales como bodas y bautizos (máximo 25).
recomendaciones
Se aconseja a los ciudadanos que limiten las reuniones sociales fuera del grupo de convivencia estable y que limiten las reuniones sociales a un máximo de 10 personas, incluidos los convivientes.