Saltar al contenido

Más de 300 mujeres participarán en el hospital de Toledo en un proyecto de investigación europeo sobre nuevas tecnologías para la detección del cáncer de mama


Toledo, 19 de octubre de 2020. – Más de 300 mujeres del área de salud de Toledo participarán en un estudio de investigación europeo sobre el desarrollo de un nuevo dispositivo de imagen para la detección del cáncer de mama, que evita tanto la compresión mamaria como el uso de radiación para el diagnóstico cáncer de mama temprano.

Con motivo del Día Mundial contra el Cáncer de Mama, este proyecto europeo empezará a desarrollarse a partir de hoy en el servicio de radiodiagnóstico del complejo hospitalario universitario de Toledo, dependiente del servicio de salud de Castilla-La Mancha.

La Dra. Cristina Romero, jefa de la Unidad de Patología Mamaria del servicio de Radiología del Hospital de Toledo, explica que el Complejo Hospitalario Universitario de Toledo es el único centro español seleccionado para participar en este ensayo, junto con los hospitales de Italia y Alemania, por ser centro de referencia nacional en programas de cribado y detección precoz del cáncer de mama y «se decidió comenzar hoy para conmemorar este día».

El Dr. Romero indica que esta innovadora técnica genera imágenes de mama mediante la aplicación de microondas, similares a las de los teléfonos celulares, a baja potencia y totalmente seguras.

Las pacientes se acostarán boca abajo en una posición totalmente cómoda mientras se realiza la prueba en aproximadamente 10 minutos por seno. El director del proyecto del Hospital de Toledo indica que esta investigación se realizará en los próximos meses para comprobar el grado de precisión del nuevo sistema frente a los métodos convencionales.

«Este proyecto es de enorme importancia científica y social, ya que el cáncer de mama es el tipo de cáncer más prevalente en las mujeres europeas, ya que una de cada nueve mujeres lo padecerá en algún momento de su vida».

En este sentido, y para llevar a cabo el proyecto, este nuevo dispositivo se instaló en el centro de salud y durante un año se ofrecerá la oportunidad de participar a más de 300 pacientes del Área de Salud de Toledo. Las mujeres incluidas en este proyecto continuarán con su estudio convencional perteneciente al programa de prevención del cribado mamario del gobierno de Castilla-La Mancha.