Saltar al contenido

Los médicos del Hospital de Tomelloso publican un estudio sobre los factores asociados a la mortalidad en pacientes adultos con Covid-19


Tomelloso (Ciudad Real), 11 de febrero de 2021. – Los médicos de los servicios de Medicina Interna y Digestiva del Hospital General de Tomelloso han publicado un estudio sobre los factores asociados a la mortalidad en pacientes adultos con Covid-19 en la prestigiosa revista científica Journal of Clinical Medicine.

El propósito de este estudio es conocer varios factores (demográficos, clínicos, analíticos y radiológicos) que ayudan a predecir la evolución de la enfermedad y contribuyen a mejorar las tasas de supervivencia en pacientes críticos.

El trabajo de investigación, titulado « Factores pronósticos de mortalidad hospitalaria en una población rural del centro de España », se ha realizado con datos de pacientes adultos ingresados ​​en el hospital de Tomelloso por infección por SARS-CoV-2 durante los meses de marzo, abril y mayo de 2020 .

Para ello, se creó una base de datos que incluyó a 444 pacientes en los que se registró la historia personal, la evolución clínica y radiológica, la necesidad de oxigenoterapia o ventilación y todas las determinaciones analíticas realizadas desde la hospitalización hasta el alta o fallecimiento, además de los tratamientos farmacológicos administrados. . .

Según explica el Dr. Modesto Maestre, del Servicio de Medicina Interna del Hospital de Tomelloso y uno de los autores de esta investigación, el estudio cuenta con el patrocinio del comité de ética de referencia y ha tenido un tratamiento estadístico y disociado, es decir, que no permite la identificación del paciente.

El análisis estadístico muestra que, junto con la edad, existen otros factores directamente relacionados con la mortalidad, como padecer EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), tener insuficiencia respiratoria en la hospitalización, tener niveles elevados de LDH (lactato deshidrogenasa, una enzima catalítica que ha una gran presencia en los tejidos del corazón, hígado, pulmones y músculos, entre otros), bajo recuento de plaquetas y linfocitos, así como deterioro de la función renal.

«De hecho, hemos visto que cada aumento de 1 mg / dl de creatinina (un valor que mide la función renal) aumenta el riesgo de muerte tres veces», dice el Dr. Maestre.

Paradójicamente, otros factores frecuentemente correlacionados en otros estudios con la mortalidad hospitalaria, como la diabetes, la inmunosupresión, la obesidad o una enfermedad cancerosa inactiva, no llevaron a los investigadores del Hospital de Tomelloso a asociarse directamente con un desenlace fatal.

«Sin embargo, cabe señalar que no hubo demasiados pacientes inmunosuprimidos en la muestra y que el registro de grados de obesidad no era exhaustivo en la historia clínica, lo que podría restar importancia para ambos», enfatiza el Dr. Maestre.

Además, la investigación concluye que, evaluados individualmente, ninguno de los tratamientos administrados a estos pacientes, como antibióticos, antivirales o hidroxicloroquina, tuvo un beneficio significativo en la evolución de la enfermedad.

“Por otro lado, el efecto de fármacos como los corticoides y otros inmunomoduladores, probablemente más eficaces, se diluyó cuando se utilizaron, en la mayoría de los casos, en combinación con otros fármacos”, subraya la investigadora del Hospital de Tomelloso.

Además del citado Dr. Maestre, participaron el jefe del Servicio de Digestivo del Departamento de Tomelloso, Dr. Alfredo Lucendo, el Jefe de la Unidad de Investigación del Hospital Mancha Centro, Ángel Arias, así como Basilio Angulo y Laura Arias. esta investigación, ambos pertenecientes al Servicio de Digestivo del Hospital de Tomelloso.

Finalmente, cabe destacar que la investigación impulsada por estos médicos servirá de base para el desarrollo de una fórmula de predicción clínica que ayudará a detectar de forma precoz y fiable a aquellos pacientes con mayor riesgo de mala progresión de la enfermedad. Esta fórmula ayudará a dirigir los esfuerzos terapéuticos.