Saltar al contenido

La Unidad de Dolor del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca incorpora una nueva técnica quirúrgica de electroestimulación de la médula espinal


La Unidad de Dolor del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca incorpora una nueva técnica quirúrgica de electroestimulación de la médula espinal

Los profesionales integrados en esta unidad multidisciplinar han realizado con éxito la primera cirugía para la colocación de un implante de estimulación espinal en un paciente de Cuenca, con la colaboración de los especialistas de la Unidad de Dolor del Hospital Universitario de Albacete.

A pesar de la pandemia de Covid-19, la Unidad de Dolor de Cuenca continúa su actividad y recientemente también han comenzado a realizar tratamientos de descompresión discal percutánea indicados para dolores de protrusión y hernias discales.

Cuenca, 7 de diciembre de 2020. – La Unidad de Dolor del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, dependiente del Servicio de Castilla-La Mancha (SESCAM), ha incorporado una nueva técnica quirúrgica de electroestimulación de la médula espinal (EMS) que ha demostrado ser un tratamiento eficaz en la reducción dolor neuropático, principalmente en los denominados síndromes de cirugía de espalda fallida y dolor regional complejo.

Tras un periodo de formación, los profesionales que se integran en la Unidad Multidisciplinar de Dolor del Hospital de Cuenca, realizaron con éxito la primera intervención con esta técnica en un paciente de Cuenca, con el apoyo y colaboración de los especialistas de la Unidad. de Dolor Crónico en el Complejo Hospitalario Universitario de Albacete.

El objetivo es incorporar el SEM al portafolio de servicios de la Unidad de Dolor de Cuenca para evitar la derivación de pacientes del área sanitaria a otros hospitales, teniendo en cuenta los beneficios que esta técnica puede aportar en cuanto a la reducción del dolor crónico. y mejorar la calidad de vida de los pacientes que padecen este tipo de trastornos.

El tratamiento inicial para el dolor crónico de origen neuropático incluye inicialmente rehabilitación física y psicológica, tratamiento farmacológico y otras terapias no quirúrgicas, pero cuando el dolor es refractario a las terapias convencionales, se consideran tratamientos intervencionistas como la estimulación de la médula espinal. espinal.

Esta técnica, que puede ser reversible, consiste en la estimulación eléctrica o neuromodulación de la médula espinal con el fin de eliminar o reducir al máximo el dolor y se realiza mediante la implantación de electrodos colocados en el espacio epidural adyacente a una zona determinada. de la médula espinal, que ayudan a inhibir la transmisión del dolor.

En la actualidad, el EMS se ha incorporado al conjunto de terapias aceptadas para el tratamiento del dolor crónico y se estima que se implantan más de 30.000 sistemas anualmente en todo el mundo.

El dolor es uno de los trastornos que más afecta y preocupa a los pacientes y, muy a menudo, es motivo de consulta con el médico. El dolor crónico se ha convertido en un importante problema de salud en las sociedades occidentales y se estima que más del 23% de la población de España sufre dolores a lo largo de tres meses de evolución, siendo los más frecuentes los lumbares y cervicales, dolor en miembros inferiores. y dolor de cabeza. Cifras que aumentan hasta un 50 por ciento en el caso de personas mayores de 65 años.

La Unidad del Dolor del Hospital Virgen de la Luz cuenta con un amplio portafolio de servicios que va desde tratamientos farmacológicos hasta técnicas intervencionistas con control radiológico o incluso tratamientos específicos para el dolor musculoesquelético, actividad que se ha ido ampliando progresivamente en los últimos años con la incorporación de nuevas técnicas de intervención complejas.

Cuidado de la salud a pesar de Covid-19

En los últimos meses y pese a la crisis sanitaria provocada por Covid-19, los profesionales que integran esta unidad multidisciplinar siguen desarrollando su negocio y siguen avanzando en la incorporación de nuevos servicios y prestaciones.

En este sentido, también cabe destacar la reciente incorporación a su portafolio de tratamientos de descompresión discal percutánea mediante radiofrecuencia coablativa, que permiten tratar patologías degenerativas de disco en la región lumbar como protuberancias discales, hernias contenidas o dolor de origen radicular. por compresión o irritación del nervio espinal, técnica con la que se obtienen resultados satisfactorios entre el 70 y el 85 por ciento de los casos tratados.