Saltar al contenido

La Dirección del Área Integrada de Cuenca ha elaborado y aprobado un protocolo de tratamiento en casos de violencia de género


La Dirección del Área Integrada de Cuenca ha elaborado y aprobado un protocolo de tratamiento en casos de violencia de género

El objetivo era contar con una pauta asistencial estandarizada y homogénea tanto para el diagnóstico precoz como para la valoración y actuación en los casos detectados y su seguimiento, con el fin de atender a las mujeres desde una perspectiva de género, completa y multidisciplinar.

Además de los trabajadores de la salud, representantes de la Unidad contra la Violencia de Género contra las Mujeres de la subdelegación del Gobierno, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, el Instituto de Seguridad participó en el grupo de trabajo que redactó el protocolo del estado. Delegación de Salud y Subdirección en Cuenca del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

Cuenca, 5 de marzo de 2021, – La Dirección del Área Integrada de Cuenca, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), ha impulsado la elaboración y aprobación de un protocolo de actuación en casos de violencia de género en los servicios de Atención Primaria y Urgencias Hospitalarias Virgen de la luz.

El objetivo de este protocolo, que entró en vigor a principios de febrero en el área de Salud, es disponer de una pauta de actuación estandarizada y homogénea en los servicios de Urgencias, tanto para el diagnóstico precoz como para la valoración y actuación en los casos detectados y su seguimiento. , en caso de sospecha o constatación de un caso de violencia de género.

La elaboración y redacción de este protocolo contó con la presencia de profesionales de los servicios sanitarios y no sanitarios del Área de Salud, así como representantes de otras organizaciones e instituciones que se ocupan de la prevención y tratamiento en casos de violencia contra la mujer.

El grupo de trabajo está formado por representantes del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha; la subdirección en Cuenca del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses; la Unidad contra la violencia de género contra las mujeres de la subdelegación gubernamental; así como miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, en particular la Policía Nacional y la Guardia Civil.

Asimismo, representantes de la Delegación Provincial de Salud, de los Servicios de Urgencias, Pediatría y Ginecología del Hospital Virgen de la Luz, profesionales de Atención Primaria y del Servicio de Información y Asistencia al Paciente y de la Unidad de Calidad Sanitaria de la Dirección de la ‘Zona Integrada de Cuenca.

Garantizar estándares mínimos de atención e intervención con mujeres víctimas de violencia de género, determinar el circuito de atención, atender a las mujeres con una perspectiva de género integral y multidisciplinaria, y asegurar la recepción por parte del Juzgado de Guardia del informe médico de la presunta violencia de género. Los objetivos específicos de este protocolo, cuya población objetivo serán mujeres que asistan a los servicios de emergencia de la Gerencia, víctimas de violencia de género, en sus manifestaciones de violencia de pareja o expareja, así como en las diversas manifestaciones de violencia sexual. violencia.

Consecuencias sobre la salud

En el contenido de este protocolo se analizan las consecuencias en la salud de las mujeres que sufren violencia de género y las consecuencias en la salud de sus hijos e hijas, se determina el concepto y formas de violencia de género y se establecen las distintas legislaciones. analizado. marco de la Unión Europea, a nivel estatal y regional.

Asimismo, se define un «plan de acción» detallado, que incluye pautas de detección, evaluación y actuación. De la misma forma, se analizan y adjuntan los protocolos de registro en la historia clínica, comunicación judicial, y se ilustran los mecanismos de derivación y coordinación entre el sistema de salud y los servicios para la igualdad.

En todo momento, las integrantes del grupo de trabajo mostraron su intención de atender a las mujeres desde una perspectiva de género y multidisciplinar, determinando los circuitos del proceso y ofreciendo continuidad de atención a través de la red de salud y servicios sociales, así como una coordinación fundamental con la cuerpos y fuerzas de seguridad y órganos judiciales.