Saltar al contenido

En Castilla-La Mancha se vacunaron semanalmente las primeras dosis frente a COVID-19 y se aseguraron las segundas dosis de personas vacunadas


En Castilla-La Mancha se vacunaron semanalmente las primeras dosis frente a COVID-19 y se aseguraron las segundas dosis de personas vacunadas

Toledo, 4 de enero de 2021. – El director general de Salud Pública, Juan Camacho, dijo que desde el inicio del período de vacunación contra COVID-19, la vacunación nunca se ha detenido. «Todas las semanas seguimos vacunando en las primeras dosis y cada semana se aseguraron las segundas dosis de las personas vacunadas». Así lo afirmó una Comisión telemática de las Cortes de Castilla-La Mancha sobre la tercera ola de la pandemia.

A la fecha se han recibido en nuestra región un total de 101.655 dosis de vacunas, de las marcas Pfizer y Moderna, de las cuales se han administrado 98.940 hasta la fecha, alcanzando la cifra de 28.597 personas a las que se les ha administrado el régimen completo por Pfizer.

Camacho recordó que, por causas externas y conocidas, con base en la estimación inicial de disponibilidad, se recibieron 2.535 ampollas menos de la vacuna en tres semanas.

“Este hecho, conocido con la planificación ya realizada y las operaciones en curso, nos obligó a ajustar las acciones previstas. Sin embargo, ya pesar de ello, según las estadísticas facilitadas por el Ministerio de Salud, se alcanza un porcentaje del 87,6 por ciento de las dosis administradas respecto a las recibidas, siendo la segunda Comunidad con una cifra superior en ese apartado ”.

En las próximas semanas, y en función de la llegada de las vacunas, se vacunarán los grupos 3 y 4 de la primera etapa, según la estrategia y cronograma previamente establecido, con el compromiso de comenzar cuanto antes. Formado por personas mayores de 80 años. años.

Capacidad de servicio

Por su parte, el director general de Sanidad, José Antonio Ballesteros, indicó que el Gobierno de Castilla-La Mancha «trabajó duro» en el tiempo entre la primera y segunda y tercera oleada de la pandemia para reforzar los planes de Contingencia de cada uno de la dirección, lo que ha permitido que en la actualidad, y contrariamente a lo ocurrido al inicio de la crisis sanitaria, «podamos dedicar la mayor parte de nuestro tiempo a patologías no Covid».

Refiriéndose al caso específico de la actividad quirúrgica, indicó que antes del inicio de la pandemia el servicio regional de salud había alcanzado una «velocidad de crucero» de 500 intervenciones diarias programadas, además de todas las urgentes. Durante la primera embestida del virus, dijo, la mayoría de estas operaciones tuvieron que suspenderse, salvo las urgentes y no demoradas, que incluyen las relacionadas con patología neoplásica.

La «tregua» que se produjo tras la primera oleada permitió reanudar la actividad y situarla entre el 75 y el 80 por ciento en los meses de verano y otoño, con unos 360 pacientes operando «, es decir, con la misma velocidad con la que operó durante los 203 y 2014 años sin la desventaja de la pandemia ”.

Esta situación, explicó Ballesteros, persistió hasta hace unas dos semanas cuando, paralelamente al agravamiento de la situación epidemiológica, los hospitales debieron incrementar paulatinamente los niveles en sus planes de emergencia, lo que implica la ocupación de áreas habitualmente utilizadas por áreas quirúrgicas, como recuperación postanestésica.

“Hoy no tenemos pacientes intubados en nuestros quirófanos. Nuestros planes de contingencia nos han permitido equiparnos con 462 camas críticas, tres veces más de las que teníamos al inicio de la pandemia ”, dijo Ballesteros, quien explicó que en ningún momento en los últimos cinco años y medio el sistema regional ha tenido el La unidad de salud pública necesitaba más de 167 camas de UCI para atender a sus pacientes.

El Director General de Atención a la Salud dijo que, en la actual situación de pandemia, habría sido «relativamente sencillo» que el sistema regional de salud pública, dado el nivel de equipamiento y recursos humanos de que disponen los centros, dedicar todos sus esfuerzos a Covid patología «y lo haríamos de forma razonablemente libre».

Pero el Gobierno de Castilla-La Mancha, ha dicho, «ha decidido dedicar una cantidad muy importante de recursos diarios, no solo quirúrgicos, sino también diagnósticos y terapéuticos, a enfermedades no relacionadas con Covid». Al respecto, recordó que de las 13 resonancias magnéticas presentes en la región, nueve están trabajando en los turnos de mañana, tarde y noche para diagnosticar enfermedades no relacionadas con la pandemia.

En cambio, recordó que los Planes de Emergencias permitieron aumentar la capacidad de hospitalización convencional hasta las 5.257 camas, muy por encima de la ocupación alcanzada a finales del año pasado.

Teledermatología

El director general de Sanidad reconoció que si algo positivo se puede sacar de esta pandemia es, por ejemplo, acelerar el proceso de extensión a toda la Comunidad Autónoma de Teledermatología.

Un programa que permite a un médico de atención primaria de una de las 1.181 clínicas locales de la Comunidad Autónoma adquirir una imagen de la lesión que presenta el paciente, enviarla al dermatólogo y tener el resultado en tres días y medio. «Si la patología es maligna, el paciente ya es responsable del dermatólogo y será intervenido en menos de diez días», aseguró.

Ballesteros envió un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía, insistiendo en que el servicio público de salud «funciona para muchas otras cosas», dando por ejemplo la enorme actividad que se ha llevado a cabo en áreas con radiodiagnóstico, con resonancia magnética y operación de TC. Pleno rendimiento, o habiendo contado más de 95.300 tratamientos en hospitales de hematología durante el último año.

Asimismo, recordó que todos los gestores han sido equipados con dispositivos en la fase de diagnóstico, para realizar pruebas de PCR, TMA y antígenos.

Al respecto, se señaló que, por ejemplo, los profesionales de Atención Primaria habían realizado un total de 89.705 pruebas de antígenos hasta el 3 de febrero, casi el 25 por ciento de las realizadas en el sistema regional de salud.

Finalmente, se hizo referencia al fortalecimiento tanto en materia de recursos humanos, con la contratación de más de 9.200 profesionales desde el pasado mes de marzo, como de la capacidad tecnológica de los hospitales, con la adquisición de seis nuevos TC, siete salas de tratamiento, radiología digital y 21 dispositivos portátiles. , con una inversión superior a los cuatro millones de euros.