Saltar al contenido

El hospital de Cuenca completa el proceso de remodelación de la Sala para el examen de las muestras del Servicio de Anatomía Patológica


El hospital de Cuenca completa el proceso de remodelación de la Sala para el examen de las muestras del Servicio de Anatomía Patológica

Cuenca, 9 de septiembre de 2020. – El Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), ha finalizado el proceso de adecuación de la Sala para el tratamiento de biopsias y piezas quirúrgicas del Servicio de Anatomía Patológica con el fin de incrementar la seguridad de los profesionales que trabajan con material almacenado en soluciones como el formaldehído.

Las medidas adoptadas por la Dirección Integrada del Área de Cuenca tienen como objetivo minimizar los riesgos laborales y cumplir estrictamente con las distintas normativas relativas a la prevención de riesgos en relación con el manejo de este tipo de productos, ya que la mayoría de las muestras que llegan a Servicio de Anatomía Patológica para análisis, estudio y manipulación se conservan en formalina.

Las acciones desarrolladas comenzaron con la mejora de todos los sistemas de ventilación y drenaje de la Sala de Procesamiento de Muestras de este servicio, ya que el objetivo de estas obras era obtener una mejor depuración del aire, así como reducir los porcentajes al mínimo posible. de formalina del aire en cada uno de los momentos de manipulación de la muestra.

Asimismo, se ha sustituido parte del equipamiento de esta sala para incorporar una nueva tecnología que reduce la exposición a este tipo de producto. Para ello, se dispone de una nueva impresora para identificar las cajas de plástico que contienen las muestras del nuevo convertidor de tejidos, equipo que supuso una inversión superior a los 70.000 euros.

El nuevo procesador permite, por ejemplo, evitar la manipulación manual de los envases de formaldehído para el traslado del producto, ya que se introducen directamente en la maquinaria.

Finalmente, se adquirió un armario de seguridad para el almacenamiento de muestras enviadas en formaldehído, cuyo coste superó los 10.000 euros, lo que permite reducir significativamente las concentraciones de esta solución en el espacio de la sala de procesado. de muestras del Servicio de Anatomía Patológica.