Saltar al contenido

El gobierno de Castilla-La Mancha suministra a los hospitales de Manzanares y Valdepeñas nuevos equipos radiológicos portátiles


El gobierno de Castilla-La Mancha suministra a los hospitales de Manzanares y Valdepeñas nuevos equipos radiológicos portátiles

Estos son dos de los seis dispositivos adquiridos por el gobierno de Emiliano García-Page para fortalecer el diagnóstico por imagen en diferentes hospitales y mejorar el análisis evolutivo de los casos de afectación pulmonar de Covid-19.

A la dirección de Manzanares y Valdepeñas se suma el hospital de Tomelloso con nuevos equipos radiológicos portátiles en la provincia de Ciudad Real.

Ciudad Real, 17 de septiembre de 2020. – Los hospitales de Valdepeñas y Virgen de Altagracia de Manzanares (Ciudad Real), dependientes del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), ya cuentan con nuevos equipos radiológicos portátiles. Estos son dos de los seis equipos de diagnóstico por imagen de estas características que el gobierno regional ha adquirido para fortalecer los servicios de diagnóstico por imagen de los hospitales públicos de salud.

Una inversión que estaba prevista para los próximos años en el Plan de Reestructuración Sanitaria de Alta Tecnología pero que era prioritaria para contar con herramientas de última generación ante posibles nuevos brotes de coronavirus.

Tres de estos equipos radiológicos portátiles corresponden a hospitales de la provincia de Ciudad Real, concretamente se instalaron en Tomelloso, Manzanares y Valdepeñas con una inversión de 72.000 euros, respectivamente.

Estos nuevos equipos portátiles de rayos X permiten «visualizar de forma inmediata la imagen desde el mismo dispositivo sin necesidad de descargarla al sistema Mambrino», explicó la directora médica del área de salud de Valdepeñas, María Ángeles Carceller. La activación a través de Wi-Fi a su vez facilita la descarga directa al sistema sin la necesidad de llevar el marco de la placa, y otro gran beneficio es que expone a los pacientes a menos radiación.

Para el Jefe del Área de Valdepeñas, Damián Aranda, el equipo radiológico portátil se ha convertido en una de las piezas fundamentales para la evaluación de los pacientes con coronavirus, ya que a través de las radiografías de tórax es posible conocer su afectación pulmonar y tomar decisiones clínicas al respecto.

Este equipo está destinado a realizar radiología de tórax a pacientes en urgencias o sala de hospital, es decir, permite a los técnicos de radiodiagnóstico desplazarse hasta donde se encuentra el paciente sin necesidad de movilización, evitando así los posibles riesgos que esto pueda conllevar, añade. el director gerente del área de Valdepeñas, Damián Aranda.

Para la gerente del área de Manzanares, Nuria Sánchez Marín, en la situación actual de la pandemia de Coronavirus SARS Cov-2, es fundamental fortalecer las estructuras y equipos para hacer frente a la situación actual y las previsiones de evolución en cuanto a necesidades. que se puede generar.

Teniendo en cuenta que la radiología torácica convencional se considera un criterio diagnóstico para la infección por Covid-19 y que está indicada como técnica de primera elección en el estudio del sistema respiratorio, las vías respiratorias y el parénquima pulmonar ”, la adquisición de este nuevo equipo portátil para el hospital Virgen de Altagracia es un soporte importante para la realización de exámenes portátiles ”.

De esta forma, añadió Sánchez Marín, son los técnicos especialistas en radiodiagnóstico los que van hasta donde se encuentra el paciente sin tener que llevarlo a la sala de radiodiagnóstico, con todo lo que ello conlleva a la hora de habilitar los circuitos de derivación, retrasos en la atención y ralentizaciones en el diagnóstico.

Por ello, concluyó el director general del área, mejoramos la atención al paciente y la seguridad de los trabajadores «al reducir la exposición al riesgo biológico evitando el desplazamiento de pacientes infecciosos».

Una inversión total de 3 millones de euros

Los equipos de diagnóstico que, según la OMS, demostraron su capacidad en esta pandemia fueron las tomografías computarizadas, las salas de radiología y los equipos de radiología portátiles, estos últimos de gran utilidad para los estudios de radiografía de tórax sin necesidad de mover al paciente. En total, el gobierno de Castilla-La Mancha ha invertido cerca de tres millones de euros en la renovación de equipos de alta tecnología para los servicios de diagnóstico por imagen en los hospitales del sistema público regional de salud.

Una compra que se realizó utilizando la normativa que regula los procedimientos de emergencia dentro del sector público, tanto estatal como autonómico, el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) procedió a la adquisición de seis nuevos equipos de TC de 64 cortes y uno de los 32 cortes que están instalados en los hospitales de Guadalajara, Talavera, Ciudad Real, Toledo, Albacete y Cuenca. El séptimo de estos equipos irá al nuevo hospital universitario de Toledo.