Saltar al contenido

El gobierno de Castilla-La Mancha prevé inmunizar a más de 100.000 personas contra Covid-19 en la primera fase de la estrategia de vacunación


El gobierno de Castilla-La Mancha prevé inmunizar a más de 100.000 personas contra Covid-19 en la primera fase de la estrategia de vacunación

Toledo, 11 de enero de 2021. – El gobierno de Castilla-La Mancha tiene previsto inmunizar a más de 100.000 personas de todos los grupos destinatarios incluidos en la primera fase de la estrategia nacional de vacunación Covid-19, incluidos residentes y trabajadores de los centros socio-sanitarios, tanto personal sanitario público como de centros particulares y grandes empleados.

El Ejecutivo Regional ofreció hoy esta información a la Comisión de Salud de las Cortes de Castilla-La Mancha, que se inauguró con la intervención del consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz y que contó con la participación de los Directores Generales de Salud Pública y de Atención y Calidad, Juan José Camacho Parejo y Begoña Fernández Valverde, respectivamente.

Una comparecencia solicitada por el Gobierno de Castilla-La Mancha para informar sobre las actuaciones, organización y logística que lleva a cabo la Consejería de Sanidad para llevar a cabo la vacunación con todas las garantías de seguridad.

Según ha recordado la concejala, la campaña de vacunación se inició en Castilla-La Mancha el pasado 27 de diciembre en la Residencia Pública de Los Olmos, en Guadalajara, la primera de España, y desde entonces se ha desarrollado en centros socio-sanitarios, tanto residentes como trabajadores. son los primeros grupos destinatarios incluidos en el plan operativo diseñado por el gobierno de Castilla-La Mancha. Hasta ayer domingo se habían vacunado 18.030 personas.

«Castilla-La Mancha cuenta con un Plan Operativo de vacunación frente a COVID-19 en la Comunidad Autónoma que, como no podía ser de otra manera, se basa en la Estrategia Nacional», insistió el consejero, quien indicó que el desarrollo de esta campaña de vacunación debe sirven «para generar esperanza y no para hacer política».

En este documento, según explicó el Director General de Salud Pública, se recogen los datos esenciales que tienen que ver con la vacunación, incluida la disponibilidad de dosis programadas en las próximas semanas.

En este sentido se indicó que en cuanto a la vacuna Pfizer-BioNtech se recibieron 43.865 viales -que con el cálculo inicial correspondían a 219.225 dosis-, de 12 entregas semanales, la primera de las cuales tuvo lugar el 29 de diciembre.

Camacho precisó que este cálculo de la dosis disponible se ha modificado y mejorado tras la decisión de la Agencia Europea de Medicamentos el pasado viernes de establecer la extracción de seis dosis de cada vial en lugar de las cinco que hasta ese momento estaban reflejadas en la ficha técnica. de la vacuna.

El Plan Operativo también incluye la planificación logística para la recepción, almacenamiento y distribución de estas dosis de la manera más eficiente posible. Por este motivo, se contrató una plataforma logística externa tanto para el almacenamiento como para la distribución a las distintas gerencias de manera oportuna y equilibrada según sus necesidades específicas. Este documento también incluye el número de personas a vacunar en los grupos de riesgo definidos, así como el uso de los recursos humanos y materiales necesarios.

La vacunación en los centros sociosanitarios finalizará el 20 de enero

El director general de Atención y Calidad destacó que en el caso de los centros de salud se ha establecido un programa de vacunación consensuado con las distintas direcciones periféricas del SESCAM y los propios centros, con el objetivo de completar la inmunización de este colectivo, que incluye a unas 41.000 personas. , antes del 20 de enero.

“Para entonces habremos ofrecido vacunación al cien por cien de los usuarios de estos centros, con quienes el grupo de mayor riesgo habrá iniciado el proceso de inmunización. Esto evita muertes, enfermedades graves y racionalización de la presión asistencial ”, dijo el director general de Atención y Calidad, quien destacó que la vacunación se realiza en los propios centros con los equipos de vacunación.

En este sentido, explicó que se han conformado equipos mixtos de vacunación, conformados por equipos de Atención Primaria, integrados por una enfermera y un médico (203 equipos), apoyados por los 35 equipos socio-sanitarios que nacieron para soporte y centros de salud. en la primera ola de pandemia. También colabora el personal sanitario de los centros.

Estos equipos han recibido la formación necesaria, de acuerdo con la ficha técnica, protocolos y lineamientos para el almacenamiento, distribución, manipulación y administración de la vacuna. La mayoría de los profesionales que forman parte de estos equipos tienen experiencia en campañas de vacunación. Además, se proporcionaron todos los consumibles y equipos necesarios por parte de la gerencia para implementar la estrategia. Se adquirieron 2.400 kg de hielo seco, 400 contenedores isotermos y seis congeladores, tres de -70º y tres de -20º.

Vacunación del personal sanitario y grandes empleados

El Director General de Atención y Calidad indicó que una vez finalizada la vacunación en los centros socio-sanitarios, la campaña continuará con el segundo grupo de la estrategia, el personal sanitario de primera línea. Por este motivo, se definió una estrategia a través de un protocolo elaborado por el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de la Dirección General de Recursos Humanos de la SESCAM.

Este grupo está formado por cerca de 35.000 profesionales de la salud pública, a los que hay que sumar los profesionales sanitarios privados y otros profesionales que trabajan en los centros e instalaciones sanitarios y sociales. Al mismo tiempo, se iniciará la administración de la segunda dosis en los centros sociosanitarios.

Una vez finalizada la vacunación de estos colectivos, se iniciará la vacunación de grandes empleados, un grupo de cerca de 10.000 usuarios, que serán vacunados en sus domicilios por equipos de Atención Primaria.

Logística compleja

El director general de Atención y Calidad recordó que las características particulares de la vacuna exigían una logística y organización mucho más complicada que cualquier otra campaña de vacunación. “La planificación debe ser milimétrica y muy ajustada, adecuada a la disponibilidad de las dosis. El objetivo de esta operación es evitar retrasos, desequilibrios y aumentar la efectividad de la campaña ”, insistió.

La vacuna Pfizer que se administra requiere almacenamiento en congelación a -70º y una vez descongelada y almacenada a 2-8 grados solo dura 5 días. Se presenta en viales multidosis que necesitan ser reconstituidos y utilizados en menos de seis horas, lo que ha obligado a establecer circuitos de vacunación diferentes a los habituales.

Las vacunas se distribuyen congeladas a los 14 departamentos periféricos del SESCAM. Nueve de estas gestiones cuentan con ultracongelador – donde las vacunas duran 6 meses – y las cinco restantes se almacenan en hielo seco en contenedores especiales. Además, en los servicios centrales del SESCAM se han instalado otros congeladores de reserva de 3-70º por si acaso.

Fernández Valverde explicó que se ha establecido un sistema de registro de entradas, salidas, lotes, incidencias de la cadena de frío y otros y devoluciones en la plataforma Farmatools, de los servicios de farmacia. Estos datos se envían semanalmente al Ministerio de Salud.

Además, se realiza un control inverso de existencias, la devolución de los frascos usados ​​a los Servicios de Farmacia, para su recuento y posterior desecho, según el protocolo regional de eliminación de residuos. «De esta forma podemos garantizar de forma eficaz y fiable el control de inventario, la gestión de dosis y la logística inversa», añadió.

Todas las vacunas administradas se registran en la historia clínica del paciente a través del módulo de vacunación Turriano, desde el cual se ingresan diariamente en el registro único nacional REDVACU. Los efectos adversos también se registran en la historia clínica y se comunican al sistema de farmacovigilancia español.

Por otro lado, informó que el Gobierno de Castilla-La Mancha ya está trabajando en la organización y logística para el almacenamiento, distribución y administración de la vacuna Moderna, aprobada por la Agencia Europea de Medicamentos el pasado 6 de enero y que se prevé que en los próximos días llegará a España, y luego a Castilla-La Mancha.

Una «carrera de larga distancia»

El director general de Salud Pública destacó que esta campaña de vacunación es «una carrera de larga distancia» y que las mediciones parciales que se tomen en este momento «no reflejan la realidad del proceso de vacunación completo».

De igual forma, afirmó que el hecho de tener un número de dosis «muy limitado» y de forma fraccionada, obliga a establecer tasas de administración que permitan, por un lado, garantizar la vacunación más rápida de los grupos en riesgo y, por el otro, por otro lado, mantener un flujo continuo de suministro que permita, a su vez, no interrumpir la administración y, sobre todo, poder administrar la segunda dosis en el momento adecuado.

Gracias a los profesionales

Finalmente, el Director General de Atención y Calidad trasladó el agradecimiento del Consejo Regional «por el compromiso y gran profesionalidad» a todas las personas que están haciendo posible el éxito de esta campaña.

Asimismo, pidió la responsabilidad, tanto de los ciudadanos como de los trabajadores de la salud, de ser vacunados contra el Covid-19. “Es un ejercicio de compromiso mediante el cual protegemos nuestra salud y la de las personas que nos rodean, especialmente las pertenecientes a colectivos en riesgo. Debemos hacer esto para evitar el contagio y evitar la enfermedad en su forma más grave, racionalizando la presión de la atención ”, concluyó.