Saltar al contenido

El Gobierno de Castilla-La Mancha pide responsabilidad social para que las personas que presentan síntomas de COVID no salgan a la calle


Toledo, 21 de agosto de 2020. – El ministro de Salud, Jesús Fernández Sanz, llamó la atención sobre las personas que, teniendo síntomas del COVID-19 como fiebre, tos y dolores musculares, no salen ni acuden a los centros de salud.

“Hay muchos brotes por tertulias sociales y familiares y queremos apelar a la responsabilidad”, dijo la consejera, señalando que son muchos los casos en los que circulan por las calles personas, con síntomas de coronavirus, por lo que reiteró. que «deben ponerse en contacto con los profesionales sanitarios y seguir sus instrucciones».

En este sentido, ha destacado que “la administración debe ser implacable con las personas que no cumplen con su deber” y anunció que el gobierno de Castilla-La Mancha está trabajando en medidas punitivas por este tipo de irresponsabilidad.

Fernández Sanz explicó que tenemos dos jornadas con más de 300 casos nuevos y un mayor número de brotes determinados por la movilidad ciudadana y las tertulias sociales, señalando que el 80 por ciento de los casos detectados se realizan a través del primer nivel de trabajadores de la salud. integrado por los servicios de Atención Primaria, Epidemiología y el rol de las enfermeras de vigilancia epidemiológica.

Respecto a la situación actual de la región en cuanto a casos de COVID, el consejero de Sanidad ha explicado que en los primeros meses estuvimos entre las tres primeras comunidades autónomas por número de casos y actualmente somos la séptima por número de casos y la décima en incidencia acumulada. , con 75 casos por 100.000 habitantes, la media en España es de 142 casos por 100.000 habitantes.

Asimismo, Fernández Sanz señaló que la actividad quirúrgica volvió en julio a niveles similares a los del año pasado.

En cambio, destacó el lanzamiento esta semana del programa de atención telefónica a pacientes crónicos, con el objetivo de ayudar al enfermero de Atención Primaria y vigilancia epidemiológica en el control de sus enfermedades, incentivando a este sector de la población a vacunarse en la próxima campaña de vacunación antigripal. .