Saltar al contenido

El gobierno de Castilla-La Mancha ofrece recomendaciones para protegerse del sol y el calor.


El gobierno de Castilla-La Mancha ofrece recomendaciones para protegerse del sol y el calor.

Beber agua con frecuencia, evitar la exposición al sol, quedarse en casa en las horas más calurosas y prestar especial atención a los niños, ancianos y / o enfermedades crónicas son algunas medidas para prevenir los efectos adversos ante las altas temperaturas.

Al bañarse en la piscina o en la playa, es necesario tomar una serie de precauciones para evitar accidentes no deseados y prevenir ciertas patologías.

Toledo, 25 de julio de 2020.- A través del sitio web sanidad.castillalamancha.es, el Ministerio de Salud ofrece recomendaciones a los ciudadanos para protegerse del sol y el calor durante los meses de verano.

Precisamente durante el período de verano, es más necesario considerar algunas medidas para prevenir los efectos adversos que las altas temperaturas pueden causar en la salud; especialmente personas mayores de 65 años; bebes y niños; personas con afecciones crónicas que requieren atención médica y personas dependientes o personas que viven solas o en condiciones de mayor vulnerabilidad.

Frente al calor, es esencial seguir algunas recomendaciones básicas, como beber agua con frecuencia, evitar la exposición al sol, quedarse en casa en las horas más calurosas y prestar especial atención a los niños, ancianos y / o enfermedades crónicas.

Del mismo modo, se recomienda evitar la práctica de actividades físicas como deportes o trabajos que requieren un esfuerzo físico significativo en las horas más calurosas, así como bebidas con alcohol, cafeína y azúcar.

También le recomendamos que consuma varias comidas al día, incluidas frutas y verduras, y evite las comidas abundantes. Si tiene que salir, debe tratar de encontrar sombra, traer agua, usar un sombrero o gorra y ropa ligera de colores claros, preferiblemente algodón.

En casa, la casa debe mantenerse fresca cerrando ventanas o persianas cuando la temperatura exterior sea más alta y ventilando por la noche, temprano en la mañana y temprano en la mañana. También recomendamos ducharse o bañarse en agua fría varias veces al día o humedecer el cuerpo con toallas frescas o baños de pies fríos.

No dude en buscar consejo del personal médico o de enfermería, especialmente si toma medicamentos o si aparecen síntomas inusuales, como calambres musculares en los brazos, piernas o vientre o un agotamiento más severo, que puede manifestarse con mareos, debilidad e insomnio habitual.

También se recomienda preguntar sobre el estado de salud de los ancianos en el entorno más cercano que viven solos o tienen una situación frágil o dependiente y ayudarlos a comer y beber.

Mirando al sol

Durante estos meses, es esencial aplicar protector solar antes de salir de casa o al menos veinte minutos antes de la exposición al sol y volver a hacerlo si se baña, se expone a la luz solar directa o si han pasado más de dos horas. Desde la última aplicación.

Además, es necesario usar una buena protección con capacidad de bloqueo con protección contra los rayos UVA y UVB y evitar la exposición a la luz solar en el medio del día.

Los bebés menores de seis meses deben estar a la sombra, con ropa para protegerse del sol y la brisa. También es importante no olvidar las gafas de sol para proteger los ojos.

Estos simples consejos son esenciales para evitar el golpe de calor, el envejecimiento prematuro de la piel, las manchas solares, las lesiones cancerosas o las cataratas en los ojos.

Campaña web y redes sociales

Estos y otros consejos están disponibles en la campaña de información #veranosaludable, disponible en el sitio web de Sanidad Castilla-La Mancha, sanidad.castillalamancha.es, y en las redes sociales Twitter y Facebook donde encontrará consejos sobre cómo lidiar con el calor, cómo proteger la piel en el sol, así como consejos previos al baño, medicamentos fotosensibilizantes, uso de gel hidroalcohólico y exposición al sol, así como algunas precauciones que se deben tomar al nadar en la piscina.