Saltar al contenido

El Call Center de Castilla-La Mancha para el seguimiento de pacientes crónicos y adictos contacta a 500 personas al día


El Call Center de Castilla-La Mancha para el seguimiento de pacientes crónicos y adictos contacta a 500 personas al día

El objetivo es conocer el estado de salud de la población más vulnerable y su percepción de su salud, recordando la importancia de la vacunación antigripal para su bienestar.

Este nuevo servicio prestado a los ciudadanos de Castilla-La Mancha nace como complemento a la atención primaria.

Toledo, 6 de septiembre de 2020. – El Call Center de Castilla-La Mancha para la monitorización de pacientes crónicos y dependientes, ubicado en el Ministerio de Sanidad, realiza 500 llamadas diarias. El call center está operativo desde el pasado 17 de agosto y está integrado por cinco trabajadores de la salud.

El objetivo de su implementación es conocer el estado de salud de los ciudadanos castellano-manchegos más vulnerables y conocer su percepción de su salud, recordándoles la importancia de la vacunación antigripal para su bienestar, más en medio de la pandemia COVID-19. .

“Hay personas que, después de estar acostumbradas toda la vida a la atención presencial en su Centro de Salud, les cuesta tener esta asistencia en la actualidad, debido a la pandemia de COVID, que sea por teléfono”, explica Elena Zufri, coordinadora del Centro de Solicitudes, subrayando que este nuevo servicio prestado a los ciudadanos de Castilla-La Mancha nace como «un complemento a la atención primaria, y seremos la punta de lanza para conocer las necesidades de la población a partir de la pandemia que hemos vivido y la nueva normalidad en donde estamos instalados «.

De lunes a viernes y de 8:00 a 15:00, los cinco integrantes de este call center realizan un cuestionario mediante el cual se pregunta al usuario sobre su estado de salud, si tiene citas pendientes en un centro médico y sobre los tratamientos. de su enfermedad crónica.

“Actualmente en Castilla-La Mancha hay un millón de personas mayores de 60 años”, explica Zufri, recordando que, en un principio, “realizamos una muestra aleatoria de unas 70.000 personas, para obtener una primera evaluación y realizar una explotación de los datos y de ahí evaluar si debemos ampliar la investigación o enfocarla de otra manera ”.

Los datos recogidos hasta el momento son bastante homogéneos, sin distinción de opiniones por provincia.