Saltar al contenido

El Área de Gestión Integrada crea una Unidad de Continuidad Socio-Sanitaria para atender a pacientes institucionalizados


Cuenca, 19 de noviembre de 2020. – La Dirección del Área Integrada de Cuenca, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), ha conseguido articular la creación de un nuevo dispositivo socio-sanitario dentro de la Unidad de Continuidad de Atención Primaria y Medicina Interna (UCAPI), con el objetivo de trasladar su enfoque asistencial y sus recursos a los pacientes institucionalizados, tanto en hogares de ancianos como en centros socio-sanitarios.

Actualmente, tres equipos médicos y de enfermería visitan diariamente los asilos y establecimientos socio-sanitarios del área de salud de Cuenca para evaluar el estado clínico de los residentes y monitorear su estado epidemiológico.

UCAPI-Sociosanitaria comenzó a operar en el Área Integrada de Cuenca a partir del 18 de marzo de 2020 en el contexto de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus y desde entonces su labor ha sido fundamental y uno de los principales recursos de los que dispone la Dirección de Cuenca para combatir la pandemia entre los grupos más vulnerables, como los ancianos e institucionalizados.

La UCAPI de Cuenca es un nuevo modelo asistencial multidisciplinar, en el que desde 2017 colaboran equipos de Atención Primaria junto a médicos de Medicina Interna del Hospital Virgen de la Luz, así como un profesional de enfermería y una trabajadora social.

El objetivo de esta Unidad ha sido, desde su creación, atender a los pacientes crónicos y pluripatológicos del sector sanitario, ofreciendo continuidad asistencial a los pacientes, evitando esperas e ingresos hospitalarios innecesarios.

Inicialmente UCAPI-Sociosanitaria estuvo conformada por dos equipos de Médicos de Familia y Comunitarios y Residentes de Enfermería, quienes comenzaron a colaborar con total disponibilidad con el equipo de Unidades, que posteriormente fueron contratados por la Gerencia al finalizar el período de capacitación.

Actualmente los tres equipos que trabajan en este dispositivo, bajo la supervisión de la coordinadora provincial de las residencias y en coordinación con los equipos de vigilancia epidemiológica y los distintos departamentos de salud, visitan diariamente los distintos centros de ancianos y sociosanitarios del Área de Salud de Cuenca. Tienen la tarea de monitorear el estado epidemiológico de los residentes, evaluar su estado clínico, completar la vacunación antigripal y neumocócica y realizar las pruebas diagnósticas necesarias.

Coordinación y colaboración

Además, estos equipos, en coordinación con UCAPI y con profesionales de hospitalización de Medicina Interna, evalúan a los pacientes de las residencias susceptibles de hospitalización y completan su seguimiento en colaboración con los profesionales de los equipos de Atención Primaria de los Centros de Salud. a cargo de las residencias y con sus representantes de salud.

Esta comunicación fluida y seguimiento detallado permiten no solo la contención de la pandemia COVID-19 en ambientes de alta vulnerabilidad, sino también un control clínico de los pacientes institucionalizados que previene la ocurrencia de descompensación y exacerbaciones de sus enfermedades y se pueden iniciar tratamientos tempranos. . Además, se evitan derivaciones innecesarias a servicios de emergencia e incluso se reduce el número de hospitalizaciones.

La Dirección del Área Integrada de Cuenca quiso agradecer la labor desarrollada por todos los profesionales involucrados en esta atención socio-sanitaria, incluidos los profesionales de atención primaria con residencias a su cargo, la coordinadora provincial de atención de los hogares de atención y a todos los integrantes de la Unidad de Continuidad, así como a UCAPI-Sociosanitaria, por su labor y disponibilidad.