Saltar al contenido

El 97 por ciento de los nuevos casos confirmados de COVID en Castilla-La Mancha desde el 11 de mayo han sido diagnosticados de antemano


El 97 por ciento de los nuevos casos confirmados de COVID en Castilla-La Mancha desde el 11 de mayo han sido diagnosticados de antemano

Fernández Sanz destaca el papel de la atención primaria y los servicios de salud pública en el diagnóstico precoz de los casos.

El consultor explicó que con la entrada en la nueva normalidad es necesario ser más responsable y cauteloso, pidiendo el mantenimiento de medidas como el cumplimiento de 1,5 metros de distancia social, el uso de una máscara y medidas extremas de higiene, tanto en manos y superficies.

Toledo, 22 de junio de 2020.- El ministro de Salud, Jesús Fernández Sanz, explicó que después de completar las cuatro fases de degradación, Castilla-La Mancha entró en una nueva normalidad.

«Ahora es cuando tienes que ser más responsable y cauteloso que nunca», dijo el concejal, explicando que deben respetarse las medidas de exclusión social, el uso de una máscara y medidas extremas de higiene. «

A partir de hoy, no solo los niños «pueden volver a jugar en el patio de recreo, sino que las personas mayores en residencias sin COVID también pueden comenzar a recibir visitas, dos por semana durante una hora cada una», dijo Fernández Sanz.

Además, entre las novedades de esta nueva etapa, el consultor subrayó la apertura de terrazas para restaurantes y bares, ahora sin capacidad limitada, y destacó que «si es posible, es mejor celebrar todas las actividades fuera de las fábricas».

En cuanto a los datos que nos trajeron aquí, enfatizó que en las últimas semanas el número de muertes por COVID ha disminuido, anticipando que ayer hubo dos muertes, 1 en Ciudad Real y 1 en Albacete.

Fernández Sanz señaló que la tasa de mortalidad accidental en España es del 11,5 por ciento, mientras que en Castilla-La Mancha es del 10,7 por ciento.

Asimismo, subrayó el concejal, no ha habido admisiones a cuidados intensivos en los últimos días y que se realizan un promedio de 1,600 PCR por día para un promedio de veinte casos.

Fernández Sanz señaló que 18.722 profesionales de la salud en Castilla-La Mancha ya se han sometido a pruebas, de las cuales 3.092 han sido positivas.
De ese número, 2.812 ya se han curado y 280 permanecen aislados.

En cuanto a la atención de la salud, el Ministro de Salud dijo que «gradualmente ya está volviendo a la normalidad, para garantizar una reversibilidad rápida en caso de que vuelva a crecer».

En este punto, Fernández Sanz destacó que «desde el 11 de mayo ha habido un cambio en la vigilancia epidemiológica, gracias a lo cual el 97% de los casos confirmados en Castilla-La Mancha han sido diagnosticados de antemano y esta es la gran diferencia en comparación al comienzo de la pandemia, ya que hasta entonces se diagnosticaba en hospitales cuando la gente llegaba enferma «.

Gracias al trabajo conjunto de los servicios de atención primaria y salud pública, se confirmaron 1.503 casos, se identificaron 11.190 casos y se siguieron 3.183 personas.

Para concluir, el Ministro de Sanidad ha vuelto a solicitar un llamamiento a la responsabilidad y la cautela de la empresa Castilla-La Mancha para que no retroceda en todo lo logrado «.