Saltar al contenido

Castilla-La Mancha registró el año pasado 64 donaciones de órganos que permitieron recibir trasplantes a 137 personas


Castilla-La Mancha registró el año pasado 64 donaciones de órganos que permitieron recibir trasplantes a 137 personas

Toledo, 20 de enero de 2021. – A pesar de la situación de pandemia y del descenso generalizado de donantes en España, Castilla-La Mancha registró el año pasado 64 donaciones de órganos, lo que permitió que 137 personas recibieran trasplantes.

Con una tasa interanual de 30,9 donantes por millón de habitantes (pmp), Castilla-La Mancha registra un descenso del 24% en las donaciones respecto a 2019, cuando la región batió todos los récords, alcanzando su máximo histórico de donantes de órganos y tejidos.

La Unidad de Coordinación Autonómica de Trasplantes destaca que, a pesar de las muchas dificultades que hubo que superar en el último año debido a la pandemia, se mantuvo la actividad de trasplantes, gracias a la generosidad de las familias castellano-manchegas y la implicación de los operadores sanitario.

En este sentido, recordaron que España sigue liderando el ranking mundial en cuanto a donación y trasplante de órganos y, de hecho, incluso en medio de una crisis sanitaria, la tasa de donación en Castilla-La Mancha es muy superior a los registrados por países vecinos en la era «prepandémica». Por ejemplo, Alemania tenía 11,3 p.m.p donantes, Francia 25,3 o el Reino Unido 24,7, con una tasa general de la UE de 22,5 p.m.p. donantes.

El 67% de las donaciones registradas el año pasado en Castilla-La Mancha fueron multiorgánicas y la edad media de los pacientes fue algo superior a los 54 años.

Además, y como resultado del trabajo realizado en los últimos años para obtener donantes con corazón quieto o asistolia, el año pasado se obtuvieron 14 donaciones de este tipo en la región.

En cuanto a la causa de muerte de los donantes, más del 62% corresponden a accidentes cerebrovasculares, el 18,75% a encefalopatía anóxica y el 17,19% a traumatismo craneoencefálico. Durante 2020, los residuos domésticos procedentes de donaciones ascendieron al 18,9%.

En cuanto a los centros hospitalarios, en 2020 de los 64 donantes de órganos y tejidos, 22 se registraron en el Complejo Hospitalario Universitario de Toledo -6 de ellos en asistolia-, 18 en Albacete -y otros 6 en asistolia-, 12 en el Hospital General Universitario de Ciudad Real, 6 en el Hospital Universitario de Guadalajara -2 de ellos en asistolia-, 3 en el Hospital General La Mancha Centro, 2 en el Hospital Virgen de la Luz de Cuenca y 1 en el Hospital Nuestra Señora del Prado de Talavera.

La pandemia de coronavirus tuvo una influencia significativa en la actividad de los dos centros de trasplantes de la región. A pesar de las múltiples dificultades, los complejos hospitalarios universitarios de Toledo y Albacete realizaron 45 trasplantes de riñón en 2020.

El año pasado, en cambio, se realizaron diez donaciones de tejidos únicos, siendo el Complejo Hospitalario de Toledo el que registró un mayor número, con tres. En cuanto a las donaciones de médula ósea, en 2020 el registro de nuevos pacientes fue de 1.066.