Saltar al contenido

Castilla-La Mancha, entre las tres primeras comunidades en trazabilidad y seguimiento de casos de COVID-19


Castilla-La Mancha, entre las tres primeras comunidades en trazabilidad y seguimiento de casos de COVID-19

La trazabilidad permite seguir la traza epidemiológica de los casos conocidos, investigar los posibles contactos y la cadena y el eslabón epidemiológico para cortar la cadena de transmisión.

El ministro de Salud, Jesús Fernández Sanz, destacó el trabajo realizado por las secciones de epidemiología, personal de vigilancia epidemiológica y localizadores militares, así como la labor asistencial de los profesionales de atención primaria y hospitalaria.

Alcázar de San Juan (Ciudad Real), 27 de noviembre de 2020. – El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha destacado que Castilla-La Mancha, en la 46 semana epidemiológica, se sitúa entre las tres primeras comunidades en trazabilidad y seguimiento de casos de COVID-19, con el 70% de los casos.

Así consta en el acto de reconocimiento a los trabajadores sanitarios de las Direcciones Integradas de Alcázar de San Juan, Tomelloso y Villarrobledo, organizado por la Asociación Española de Derecho Farmacéutico y Distinciones TAQ, que se celebró bajo el lema ‘España en el Corazón’.

Fernández Sanz destacó que durante la semana epidemiológica 46, (del 9 al 15 de noviembre de 2020), Castilla-La Mancha tuvo un porcentaje del 70% de casos de Covid-19 con trazabilidad, es decir, seguimiento y control.

La trazabilidad de los casos es uno de los marcadores más importantes que el Ministerio de Salud tiene en cuenta para la implementación de las medidas y es particularmente destacado en la provincia de Guadalajara, que es, con un 82 por ciento, la provincia con mejor trazabilidad de casos. de toda España.

En cuanto al resto de provincias, Toledo, Ciudad Real y Albacete situarían su trazabilidad en ese periodo entre el 65 y el 80 por ciento y Cuenca entre el 50 y el 65 por ciento.

La trazabilidad permite seguir la traza epidemiológica de los casos que llegan al conocimiento, investigar los posibles contactos y la cadena y eslabón epidemiológico, y por tanto cortar la cadena de transmisión.

Por ello, el consejero de Sanidad trasladó la felicitación del Gobierno de Castilla-La Mancha a los trabajadores de atención primaria y hospitalaria, los profesionales de epidemiología y salud pública, los profesionales de la vigilancia epidemiológica y los rastreadores militares por la labor realizada durante la pandemia.

Esto es posible gracias a los más de 620 rastreadores y rastreadores de Castilla-La Mancha, uno para menos de 3.000 personas, muy por encima de los ratios recomendados por la Organización Mundial de la Salud ”, ha subrayado el consejero de Sanidad, subrayando que“ este es la gran diferencia entre la primera y la segunda oleada de la pandemia, en zonas que se han visto muy afectadas en los primeros meses ”. En este sentido, Fernández Sanz ha incidido en el trabajo conjunto de todos ellos, un trabajo «que está resultando fundamental para el control y seguimiento de la pandemia y que nos permite mantener una cierta estabilidad en las cifras tanto de casos como de hospitalizaciones». «.

Respecto a las próximas fechas navideñas, Fernández Sanz explicó que «queremos un protocolo común, con la mayoría de las acciones comunes en todas las comunidades, porque no importa donde vivas, todos querremos estar con nuestros seres queridos».

Así, Fernández Sanz ha recordado que “hoy hay de nuevo una reunión con el Ministerio y para toda la semana supongo que tendremos un documento definitivo”.

Ley de reconocimiento

En el acto de reconocimiento, los profesionales de Gestión Integrada de la Atención de Alcázar de San Juan, Tomelloso y Villarrobledo, cuyos consejeros delegados Lucas Salcedo, Silvia Quemada y Caridad Ballesteros recogieron los premios respectivamente.

El acto contó con la presencia de los alcaldes de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor, de Tomelloso, Inmaculada Jiménez y el alcalde de Villarrobledo, Valentín Bueno.